La clave para reducir el fraude financiero online es una correcta identificación de los clientes legítimos desde el inicio

212

El principal reto para reducir el fraude financiero es ser capaces de identificar correctamente cada operación para saber al 100% que quien realiza la transacción es quien dice ser. Esta es la principal conclusión de un encuentro realizado por TransUnion, organización internacional de análisis e información, entre expertos españoles en fraude online.

Precisamente para conseguir identificar correctamente a un cliente legítimo en los procesos de onboarding digital en las entidades financieras, TransUnion recomienda:

  • Que las soluciones tradicionales de autenticación puedan converger con otras más innovadoras de identificación de cada cliente.
  • Aprovechar la tecnología, especialmente la Inteligencia Artificial, para automatizar técnicas demasiado manuales como, por ejemplo, ciertas verificaciones documentales en las que aún hay que enviar copias físicas de documentos y esperar a la validación para poder realizar una transacción.
  • Estandarizar la información de forma inteligente para evitar errores comunes en denominaciones diferentes (Ignacio y Nacho o María del Carmen y Maricarmen, por ejemplo), y que darían al traste con el objetivo final de proteger a los clientes sin mermar la usabilidad.
  • Incorporar una calificación de riesgo sobre la situación de una operación, con un análisis retrospectivo del historial de fraudes, del comportamiento de pagos o de balances y de patrones de gastos, con el objetivo de poder tomar decisiones más eficaces a la hora de conceder un crédito o de ofrecer nuevos productos al cliente.

En muchas ocasiones, se solicita un crédito o se realiza una transacción desde una identidad falsa, cuyos datos se pueden comprar en la dark web a partir de bases de datos robadas o filtradas”, afirma Juan Antonio Villegas, director general de TransUnion España. “De ahí que sea primordial actuar desde la primera interacción para saber reconocer si el cliente es legítimo o si tiene algún interés ilegítimo”.

La triangulación de datos procedentes de fuentes diversas como solución

El objetivo de los defraudadores es evitar que se reconozcan sus identidades sintéticas, es decir, las personalidades que crean y en las que mezclan atributos reales con ilegítimos para realizar transacciones financieras o en aplicaciones de juego y apuestas, de manera que se superen los filtros de seguridad tradicionales o más básicos.

Aunque se trata de un tipo de fraude más generalizado en el ámbito financiero, el sector del juego online también se ve muy perjudicado por la suplantación de identidad y el abuso de promociones. En este sentido, TransUnion trabaja con las empresas desarrolladoras y comercializadoras de juegos para incorporar funciones de lucha contra el fraude en sus plataformas con el objetivo de conseguir una visión unificada de los datos de cada cliente y reducir así el robo de cuentas o el abuso en las promociones.

El objetivo final, apuntan desde TransUnion, es conseguir detectar a tiempo al cliente legítimo, de manera que tenga una experiencia de usuario robusta y sin fricciones y las personas que tengan algún interés ilegítimo reciban una experiencia más frustrante que les haga abandonar sus intenciones o que pasen finalmente por controles más estrictos para comprobar si su transacción resultó en un falso positivo o se trataba realmente de un intento de fraude.

Noticias Relacionadas
3 Comentarios
  1. ProsiNet (@prosinet) dice

    La clave para reducir el fraude financiero online es una correcta identificación de los clientes legítimos desde el… https://t.co/KJ27uJ9zhv

  2. La clave para reducir el fraude financiero online es una correcta identificación de los clientes legítimos desde el… https://t.co/yQlXg8UA1f

  3. RT @ciberseguridadl: La clave para reducir el fraude financiero online es una correcta identificación de los clientes legítimos desde el in…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.