INTERPOL se suma a la Coalición contra el Stalkerware para luchar contra el acoso a través de la tecnología

La Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) se centrará en mejorar la capacidad de los cuerpos de seguridad de todo el mundo para investigar el uso de programas de stalkerware, así como en el apoyo a las víctimas que necesiten ayuda.

El seguimiento de una persona a través de su teléfono móvil o de su ordenador es un tipo de violencia, y causa un gran temor entre las víctimas. En este sentido, el stalkerware, software que permite vigilar en secreto a otras personas a través de sus dispositivos, se ha convertido en una amenaza real y en constante evolución.

Dimensión del problema

La violencia doméstica se ha agravado desde el comienzo de la pandemia, llegando a ser considerada por Naciones Unidas como una «pandemia en la sombra«.

Los miembros que forman parte de la Coalición contra el Stalkerware en todo el mundo, y que trabajan con las víctimas, han denunciado un fuerte incremento en el número de casos de violencia doméstica y abuso tecnológico durante el año 2020. Además, Kaspersky detectó que cerca de 54.000 de usuarios de móviles de la compañía se vieron afectados a nivel mundial por el stalkerware en 2020, siendo Rusia, Brasil, Estados Unidos, India y México los países más afectados.

En 2020 y en lo que respecta a España, se detectaron un total de 873 usuarios afectados, lo que situó a España como el duodécimo más afectado por el stalkerware a nivel mundial.

Acción global y colectiva

La lucha contra el complejo desafío que supone el stalkerware necesita una respuesta global y colectiva por parte de las empresas de ciberseguridad, las organizaciones no gubernamentales, las fuerzas de seguridad y el entono educativo. Por este motivo, 10 actores clave del entorno mundial de la ciberseguridad, entre los que se encuentra Kaspersky, se han unido para crear la Coalición contra el Stalkerware, una iniciativa global que busca ofrecer apoyo a las víctimas de la violencia doméstica, combatir el uso del stalkerware y aumentar la sensibilización pública en torno a este problema. Desde su creación, la Coalición contra el Stalkerware ha ido creciendo hasta contar en la actualidad con más de 35 miembros en todo el mundo, lo que ha supuesto un fuerte impulso para ayudar a combatir y educar frente a este tipo de amenazas.

Los integrantes de la Coalición se esfuerzan por lograr resultados reales a través de esta colaboración, incluyendo la mejora de la detección técnica del stalkerware; el desarrollo de una muestra de stalkerware y un mecanismo de intercambio de información de metadatos; y la realización de una serie de talleres informativos y de asistencia técnica para apoyar a las organizaciones que atienden a las víctimas de la violencia doméstica y a otras personas afectadas por el stalkerware.

«Consideramos que todas las partes implicadas deberían unirse para luchar contra esta extendida práctica de acoso. Dado que las fuerzas de seguridad han de ser capaces de identificar y de dar respuesta a las amenazas que representa el stalkerware, es una gran noticia que la INTERPOL se implique en trabajar junto a la comunidad mundial en torno al problema de la violencia doméstica, la vigilancia no consentida y los abusos. Junto a INTERPOL y al resto de socios, vamos a trabajar para garantizar que nadie vuelva a ser víctima del stalkerware», señala Tara Hairston, representante oficial de la Coalición contra el Stalkerware y directora de Asuntos Públicos en Norteamérica de Kaspersky.

Además, la INTERPOL impulsará las sesiones formativas desarrolladas por la Coalición contra el Stalkerware en sus 194 países miembros, con el fin de mejorar la capacidad de investigación sobre el uso del stalkerware, apoyar a las víctimas que soliciten ayuda y responsabilizar a los autores de los delitos.

«La INTERPOL se ha comprometido a apoyar a la Coalición contra el Stalkerware en su lucha contra los abusos y el acoso mediante el uso de stalkerware. Para ello, seguiremos sensibilizando a la comunidad mundial de las fuerzas de seguridad sobre la violencia doméstica, el acoso y el abuso«, manifesta Craig Jones, director de ciberdelincuencia de INTERPOL.

Entre los miembros fundadores de la Coalición contra el Stalkerware se encuentran Avira, Electronic Frontier Foundation, European Network for the Work with Perpetrators of Domestic Violence, G DATA Cyber Defense, Kaspersky, Malwarebytes, The National Network to End Domestic Violence, NortonLifeLock, Operation Safe y WEISSER RING.

­­­­­­­­­­­­­­­Coalición contra el Stalkerware

La Coalición contra el Stalkerware es un organismo dedicado a combatir el abuso y el acoso a través de la creación y el uso del stalkerware. Actualmente está formada por agencias de servicio directo y de servicio a víctimas internacionales, así como por empresas de ciberseguridad. La Coalición busca reunir a una diversa gama de organizaciones para abordar activamente el comportamiento criminal cometido a través del stalkerware y concienciar al público sobre este tema tan importante. Debido a la gran relevancia social para los usuarios de todo el mundo, con nuevas variantes de programas de stalkerware que surgen regularmente, la Coalición contra el Stalkerware está abierta a nuevos socios y hace un llamamiento a la cooperación. Para obtener más información sobre la Coalición, visite el sitio web oficial www.stopstalkerware.org

Noticias Relacionadas
3 Comentarios
  1. INTERPOL se suma a la Coalición contra el Stalkerware para luchar contra el acoso a través de la tecnología https://t.co/2ObV51s115

  2. CiberForense (@ciber_forense) dice

    RT @ciberseguridadl: INTERPOL se suma a la Coalición contra el Stalkerware para luchar contra el acoso a través de la tecnología https://t.…

  3. @WalterAlejo23 dice

    RT @ciberseguridadl: INTERPOL se suma a la Coalición contra el Stalkerware para luchar contra el acoso a través de la tecnología https://t.…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.